viernes, febrero 09, 2007

Buenafuente renuncia

El cómico catalán Andreu Buenafuente, presentador del magnífico programa Buenafuente del que soy seguidor, ha rechazado, y entiendo su postura, el premio Micrófono de Oro porque también se lo daban al ínclito Federico Jiménez Losantos, un tipejo que se dedica a despotricar desde su tribuna todo tipo de lindezas a quien se le pone de por medio. Federico Jiménez Losantos tiene una historia controvertida: creyó ser de izquierdas, fue secuestrado, le dispararon en la rodilla, y comenzó a despotricar, cual vil resentido, de los que él llama progres, que no de izquierdas, como matizó en su entrevista con Jesús Quintero.

Buenafuente es un tipo que siempre ha hecho comunicación, un tipo sin estudios que ha llegado a la televisión nacional con un duro trabajo que comenzó en la radio, pasó por TV3 y se consiguió colar en la parrilla de Antena3. Son dos figuras controvertidas: el segundo marcadamente de izquierdas, el primero liberal, o al menos eso dice. Uno se ríe del mundo, el otro arremete con el mundo y escribe en El Mundo, además de tener su particular atalaya digiital como es ese periódico de grandes verdades a medias como es www.libetaddigital.com.

Creo que a federico no le gusta España, a Buenafuente no le gusta Federico, y no le gusta que lo comparen con un comunicador como él, porque no son lo mismo.
La libertad de expresión en España ha llegado a rozar la indecencia, ¿es normal que una cámara de televisión te persiga por saber con quién te acuestas, con quién te levantas y con quién bailoteas en cualquier discoteca?¿Es normal que un tipo se permita el lujo de insultar, despotricar, de un Gobierno que, hasta ahora, nos guste más o nos guste menos, ha cumplido mayoritariamente lo que decía su programa electoral? Se rumorea que Jiménez Losantos dejará su programa en junio, cuando acabe la temporada, esa radio de los curas que tanto le ha dado, una fama que quizás no se merece, unos oyentes que escuchan la verdad que quieren oír, un poder, como el de la comunicación, corrompido por personajes de esta calaña, por un Carlos Herrera más bestial, menos facha y que no fuma puros. Ahí está don Federico, cojeando por su disparo en la rodilla, ahí está Buenafuente, un ídolo del humor, del buen trabajo, del savoir faire y todo eso, sin necesidad de insultar a nadie desde su tribuna.


Mi apoyo al gran Andreu Buenafuente y mi deseo de que la radio en España, a la que soy gran aficionado, mejore, mejore con la marcha de gentuza como Jiménez Losantos.

4 comentarios:

Helen dijo...

De acuerdo totalmente estoy con mi querido amigo Bermauntier. Y es que el Señor Buenafuente es un hombre con clase que realiza su trabajo de una manera sobresaliente. Hoy tuve la mala suerte de escuchar tales opiniones como la de que este señor, es una persona que demuestra poco espíritu de tolerancia, poco talante y poca capacidad democrática para respetar la decisión de un jurado teóricamente imparcial.
Perdonen todos ustedes con cuya semejante barbaridad están de acuerdo pero el Señor Buenafuente ha respetado en todo momento la opinión de tal jurado y no ha negado el derecho de otros galardonados a ese premio, el solamente se ha dedicado con toda la libertad de la cual “toda” persona consta y con mucho respeto a rechazar este premio. Y es que JAMÁS se podría comparar a Buenafuente con ese ciudadano que desde los micrófonos de los obispos lo único que hace es insultar, injuriar y mentir por sistema..Por favor, un poquito de cabeza..!!!

Your friend Elena

eboli100 dijo...

Micrófono de oro para mi buen amigo Pical, que es el mejor locutor de radio. que Viva Caíiiiiiiiiiiii

Revertiano dijo...

Muy quijotesco eso de no mezclarse con la chusma.
Lo que no cuenta Buenafuente es que hasta el año pasado estuvo arrastrándose detrás de F.J.Losantos para que se dejara entrevistar en su programa, y que Fede siempre se negó. Ahora le sale el despacho de admiradora abandonada, allá él.
La democracia nos permite apagar el botón de la radio, o cambiar de dial, cuando alguna cadena o alguna información hiere nuestros tiernos oídos.
En cuanto a que no diga la verdad, se le conocen pocas querellas y juicios, y los que ha tenido no le han quitado la razón.

Mad dijo...

Todo lo radical es malo, FJL tiene una caterva de seguidores y escuchantes al igual que el tomate es visto por millones de Españoles, eso no quiere decir que sea el mejor comunicador y que siempre acierte, ni que el otro sea el programa de más gusto de la tv, pero ahí estan ambos con sus audiencias...Y BuenaFuente, humorista que no se ha tomado con humor este premio...si yo hubiese sido Buenafuente habría recogido el premio y habría soltado alguna perla del estilo..."No sabía que el premio se los diesen a programas de humor, uno de humor blanco como el mío y otro de humor Negro como el de FJL...(y acabaría la frase con un...)si es que los payasos estamos de moda".