jueves, febrero 22, 2007

La muerte de Idoia

Zapatero prometió el abandono de las tropas en Irak, es decir, las traería a España porque la guerra era inútil, era una mentira, una gran mentira. Tanta mentira como la de su gobierno pacífico.
Idioa murió al pasar el vehículo en el que viajaba sobre una mina, una de esas minas que destrozan, que incluso hacen perder elecciones, piensen en la gran mentira del gobierno.
Afganistán es un país en guerra, en una de bandos, una guerra donde se prometía la paz, allí están unas 690 efectivos, luchando por algo que no se dijo en campaña, claro, eso no quedaba lo suficientemente bonito: vamos a traer las tropas de Irak pero vamos a mandar otras a Afganistán. Idoia nunca debió estar ahí, y eso lo saben ustedes, que ahora le dan una medalla a título póstumo, porque perdió la vida por la patria.

Por otro lado, nunca está demás hablar de la dichosa ley anti-alcohol, por llamarlo de alguna manera. Y es que los jóvenes somos unos borrachuzos que en vez de estar con los colegas, debemos estar en cualquier pabellón municipal, enganchados al Pro, que es mucho más constructivo que las charlas a la luz de la luna, donde va a parar, claro que sí.

El gobienro es una estupidez, que comienza a decaer en lo que parece su último año de mandato, pero que no vuelvan los de antes, que no gobierne Rajoy.

10 comentarios:

Libertariano dijo...

Ojo al dato:

http://www.elpais.com/articulo/tecnologia/tribunal/egipcio/condena/anos/blogger/criticar/Islam/elpeputec/20070222elpeputec_1/Tes

Anónimo dijo...

"Noble y decente" calificada así ésta misión,por el ministro de Defensa..Y digo yo: ¿Alguna guerra resulta ser "noble y decente"?

Libertariano dijo...

¿Cómo calificarías anónimo la II Guerra Mundial contra el nazismo, la guerra de Secesión yanqui contra la esclavitud, la guerra de los griegos contra la invasión persa (leer el magnífico discurso de Pericles en honor de los caídos)?

El problema está en lo que ha señalado Bermauntier: la coherencia. Si estás contra la invasión de Irak también tienes que estar contra la invasión de Afganistán. El argumento de legitimidad reside en lo que ha dicho el ministro Alonso: "Afganistán es un foco de radicalismo que hay que contener" Razonamiento según el cual el gobierno de Zapatero tendría que enviar ipso facto 10.000 Idoias a Irak, además de otros focos.

Por mucho menos, ha caído el gobierno de Prodi. Otra cosa es que la izquierda española sea han firme en sus principios y sus pancartas como la italiana

http://www.euronews.net/index.php?page=info&article=407863&lng=5

h dijo...

"Noble y decente" calificada así ésta misión,por el ministro de Defensa..Y digo yo: ¿Alguna guerra resulta ser "noble y decente"?

h dijo...

Bien, he visto que habeis captado la diferencia entre una guerra "noble y decente" ante una "mala e indecente", para mi la de Afganistan lo es en un principio porque se trataba de liberar a unas personas que eran obligadas a seguir las costumbres, religión etc.., de una minoria en contra de la libertad del ser humano y estaban en un estado de "indefensión" ante el radicalismo religioso mientras que en Irak aún siendo gobernado por un tirano, al día de hoy era para el pueblo, mejor, haber seguido así que haber provocado esta matanza incesante de personas y la cual no esta justificada más que economicamente por el petróleo.La guerra de Irak está basada en una invasión de un pueblo, por otros sin el consentimiento de la ONU, mientras que en Afganistan hay una resolución de la ONU..

Libertariano dijo...

Lo de la resolución de la ONU es una cuestión legal que sin dejar de ser importante no afecta a la cuestión crucial: la legitimidad.

La guerra contra Serbia tampoco era legal, no había resolución-ONU, pero sólo un pacifista fanático diría que no era "noble y decente" A los miles que no mataron seguro que les pareció así

Saludos

Bermauntier dijo...

Ninguna guerra es "notable y decente". Hoy en día, el dinero mueve demasiados pueblos, demasiadas armas, y hay errores garrafales, la coherencia de este gobierno deja mucho que desear, y es que a ZP se le ha ido de las manos. La ONU es una basura.
Por otro lado, no hablo en este post de las guerras en general, ni de ninguna en particular, me he referido más a una muerte innecesaria y desafortunada, pero tito Bush ya tiene que saber de esto más que ZP.

eboli100 dijo...

Me duele la muerte de esta soldado y la de otras muchas miles de mujeres, que son las que padecen de verdad las miserias de la guerra en aquellos países, junto a sus hijos e hijas. Respecto a los gobierno, alguien tiene que estar, me da igual el signo, desde las chicas malas seguiremos denunciando lo que no nos gusta, independientemente de la ideología.

José M. Jiménez dijo...

Dudo mucho que EEUU merezca esa "legitimidad" de la que hace gala en todos los conflictos en los que suele meter sus estrellas.

Opino al igual que Bermauntier, las guerras son todas sucias e indecentes, además de trágicas, costosas e innecesarias.

Nunca, pero nunca, se podrá justificar una guerra ni mucho menos tildar de noble o decente a la mismas porque haya habido unas cuantas, a lo largo de la historia, que sí hayan respondido a un objetivo justo. Y a pesar de esta correspondencia con la justicia, que también habría que matizar, ¿cuántas muertes inocentes produjeron las mismas?

En cuanto a la de Afganistán, antes de haber realizado la cruzada, bien podría haber dejado más de un presidente estadounidense de financiar las armas a los talibanes.

Libertariano dijo...

Definía Hegel el "alma bella" como el alma que sufre por la belleza pero se agota en el anhelo, ensimismándose en la subjetividad. Puro narcisismo de la impotencia, que disfruta de todo el bien sin querer ensuciarse las manos para conseguirlo.

En nuestro caso, ¡y a sólo cincuenta años de Hitler y unos cuantos de los comunistas!, la incapacidad de Europa occidental para luchar por unos valores que le han regalado otros, en este caso los EE.UU., muestra su decadencia espiritual. La que etiquetaba Nietzsche como la del "último hombre": refugiándose en un pacifismo buenista que no es sino una máscara de la hipocresía del niño pijo que se rebela contra el padre, al cual sin embargo corre apesadumbrado y temeroso a la primera dificultad.

Tambień era pacifista y buenista Stefan Zweig hasta que Hitler arrasó su patria ante la mirada cómplice y cobarde de los europeos que en nombre de la paz se la entregaron sin mover un dedo. En nombre de la paz. Más tarde, ya exiliado en Londres, contemplaba entre amargado e indignado, el entusiasmo de los ingleses ante ese "hombre de paz" que era Chamberlain para entablar una mesa de negociación con Hitler.

Europa, los europeos, han conseguido olvidar Munich, y en su pacifismo de baratillo vuelve a regalar a los pueblos oprimidos a sus sátrapas de turno.

Los europeos pacifistas que niegan que haya guerras "nobles y decentes" cuando disfrutan de una libertad y una prosperidad a una guerra que otros ganaron por ellos. Los europeos pacifistas que cuando se miran en el espejo ven, ¡ahora sí!, a alguien "noble y decente"

Saludos belicistas