lunes, marzo 05, 2007

El duro trabajo de ser

El planteamiento es sencillo: ¿hay que ser, o hay que dejar que crean que eres? Es decir, hablamos de las falsas apariencias y de las comidillas de sobremesa tomateras, o de la ficción barata de las malas tardes de gloria. ¿Cómo alguien puede ser? ¿Cómo alguien puede plantear su propio carácter y no morir en el intento? Alzar la voz pidiendo inteligencia es un duro riesgo que hay que correr casi a diario, la gente ya no es inteligente, Internet lo hace todo por ti. ¿Quiere usted ser inteligente? Busque el nombre de ese escritor ruso muerto que lo atormenta y lo ha ridiculizado en la última charla sobre literatura que ha tenido; aunque usted haya reconocido y mil veces reconocido que lo ha leído, aunque esté sepa que es mentira, usted no sabe ni que existía esa novela, quizás le suena el nombre. Parezca más Góngora que el propio don Luis, utilice un lenguaje recargado y que apenas nadie le entienda, ni usted mismo, la cuestión es parecer culto, aunque ni siquiera sepa que significa esta palabra; tómese usted a broma cuando la reconozcan por la calle y le digan: mira, la persona más pesada del mundo. Muéstrese como escritor o escritora de la nueva generación, no salude a nadie y tenga en cuenta que su intelectualidad, esa cima a la que usted ha llegado gracias al enchufismo barato, es mayor que todos de los que la critican a la espalda, que usted es superior a ellos porque se lo ha ganado, de una forma más o menos digna, pero se lo ha ganado tan duramente, que le duele la entrepierna. Si algún día le proponen escribir un libro sobre su ciudad, diga inmediatamente que no y alegue que está usted trabajando en otros proyectos en vez de reconocer que no tiene ni puñetera idea de cómo se llama la calle donde vive.
La Humanidad huele a detritus mil veces pisado. Ahora, piensen que siempre han deseado salir en la televisión, esa caja tonta donde todo el mundo puede salir siguiendo tres reglas básicas:
1.Ir a una discoteca conocida.
2.Buscar y fotografiarse con un famoso.
3.Entregar esas fotografías a cualquier programa de televisión.
Tres cómodos pasos para encumbrarse y sentarse ante el polígrafo, escuchar a ese homosexual envidioso y resabiado emitiendo juicios de valor que él no cumple, o incluso, sentarse en un saloncito con una estúpida mujer y con sus estúpidos contertulios. También puede usted ir al Gran Hermano, o a Operación Triunfo, no sé, infinidad de posibilidades para tener un sueldo más o menos fijo, y además, ser conocido mientras usted pasea. Aunque, en realidad, les aconsejo que no lo hagan, después, cuando se cansan del juego, acabas siendo un desperdicio más, y hay gente que cree que la televisión es una especie de droga y puede dejarla cuando quiera, pero es mentira, e incluso pueden llegar a morir por sobredosis. La muerte de un mito.
¿Conocen alguna historia de una persona destruida por la televisión? Es que hay veces que regeneran a las viejas glorias, no me refiero a Juanito Navarro o Andrés Pajares, sino a gente que fue parte de la televisión, después fue repudiada y vuelve al candelero para contar lo mal que fue tratada por la televisión. ¿Estas personas serán alguna vez? ¿Encontrarán algún término medio y vivirán contentos y felices con su novio de siempre o su novia de toda la vida?

Rápidamente, piensen, ¿es natural estar rodeados de tanta basura humana? ¿De personas que sin oficio ni beneficio van con la cabeza alta y creyendo ser mejores que los que vivimos en la más absoluta normalidad? ¿Debemos dejarnos avasallar por gentuza de esta calaña y vivir sabiendo que nos creen inferiores? ¿ Es natural creer ser y no serlo en realidad?

5 comentarios:

H dijo...

“El deseo de parecer listo impide a menudo el llegar a serlo” François de la Rochefoucauld

Es cierto amigo, que la ‘telebasura’ campea en una programación llena de personas capaces de cualquier cosa con tal de ser famosas, aunque el triunfo implique convertirse en Rey o Reina por un día, de la ordinariez y de la grosería. La mayoría aspira ahora a ese filón de famosos de todas las rarezas, todos, ansiosos por conseguir una oportunidad en semejantes galas televisivas. Toda esa fauna, que compite por el favor de un público que les preste atención, procede únicamente de la poca inteligencia y del mucho analfabetismo.
Internet y en mayor grado, la televisión, suelen ser acusados, en efecto, por muchos, de ser los responsables, en cuanto telebasura y sinónimos de ésta, de la degradación de la cultura y de la desviación de los objetivos y políticas culturales. Personalmente creo que esto es un problema de un nivel tan alto como el del paro y el terrorismo. Un país no puede estar sufriendo un retraso cultural como el nuestro debido a los medios de comunicación de hoy en día.
Y es que, tanto cotilleo y tanta basura me aplasta el espíritu, poco a poco, estamos criando ovejas e incultura..
El significado de una persona culta, ha sido acotado, desde tiempos atrás, hasta el día de hoy.
Al hombre culto se le ha ligado , desde siempre, con el arte y el saber humanístico, ahora, en pleno S.XXI, el hombre culto es más bien el que sabe decir dos o tres cosas sobre Kant, Platón o Heidegger..
Y es que el hombre culto es más un espectador de la cultura que un protagonista. Es un hombre que conoce cosas, pero no como un profesional sino como un “amateur”, como un diletante. El hombre culto suele tocar "de oído" en los temas que aborda. Dicho de otro modo: el hombre culto es culto, pero no demasiado…


Y aquí, cariño, sin venir al cuento, te dejo eso que te dije:
http://www.youtube.com/watch?v=w0cKvHV87dY

S_Snake dijo...

Pues como mucha gente piensa, la tele es un gran invento, pero tambien es una gran basura, que nos corroe el cerebron con la pandilla de vagos e incultos que dentro de ella se encuentran, por eso y por muxo mas ke no kiero comentar, PORQUE ESTOY TRABAJANDO EN OTROS PROYECTOS, XDD estoy de acuerdo contigo amigo.
Salu2 y nos vemos en el cairo.

Libertariano dijo...

Pesimismo antropológico se llama eso

http://www.elpais.com/recorte/20070222elpepivin_3/XLCO/Ges/20070222elpepivin_3.jpg

http://www.youtube.com/watch?v=SmVAWKfJ4Go

Revertiano dijo...

Y enhorabuena por la incorporación sonora (buenos sonidos) al blog.

eboli100 dijo...

Querido Bermauntieur, ¿sabes lo que de verdad siento? Tener que ver a algunas mujeres hacerse famosas por camear y volver a camear.