lunes, marzo 12, 2007

Sobre la unidad

El jueves, sobre las ocho y media de la tarde, hablaba con mi amigo, el ilustrador de este artículo, y me comentaba los actos que se dieron en Murcia durante un congreso el PSOE, recién salido De Juana Chaos. A un lado, votantes del Pp enarbolaban banderas de España, del otro lado se manifestaban a favor del PSOE. Los primeros comenzaron a gritar: ¡España, España!, y los segundos los imitaron. ¿Pertenece la bandera y el país sólo a los votantes del Pp, representantes de la derecha? ¿O la bandera es una identidad común de nuestro país que, además, también pertenece a los de izquierdas?
No sé si es que tenemos demasiado cerca la Guerra Civil y la posterior dictadura de Francisco Franco, pero las divisiones, no ya ideológicas, sino personales son infinitas. Aún nos distinguimos y llamamos fachas a los de enfrente y rojos a los de más allá, y pensamos que la bandera es de derechas, que defender nuestro país, por encima de todo, es cosa de fachas, que eso no se puede hacer porque acabarás votando a Rajoy y echando pestes de Zapatero, o de Llamazares... Entiendo las divisiones ideológicas, soy el primero que sabe distinguir entre la derecha y la izquierda, y, además soy el primero que lo haga aunque peque de niñato. Pero no por eso no quiero a mi patria, es decir, no por estar a favor de mi bandera y llevarla- sin águila- a manifestaciones, o incluso en una pulsera soy facha, no, simplemente es que soy español y me gusta mi bandera y, si se diese el caso, la defendería, ¿por qué no? La defendería al lado de uno de derechas, de uno de izquierdas, de uno de los verdes, de uno, incluso, de la extrema derecha, o de la extrema izquierda, aunque no comulgue con ninguna de sus ideas.
Pero entonces es cuando se plantea el verdadero dilema: ¿y si los políticos son los primeros que hacen esa distinción?¿Y si la gente es tan cerrada que sigue a sus líderes como si siguiesen a un mesías, con los cerrados y reivindican su la palabra? ¿Cómo alguien puede atacar a otro gritando ¡España, España!? ¿Qué se creen ellos que no somos españoles o qué? Parece que por más que evolucionemos y nos desarrollemos culturalmente la cosa seguirá igual porque tanto a los de un bando como a los de los otros, se les enseña desde pequeñito que los de enfrente son malos, malísimos y que mataron a curas, y que los otros también mataron a mucha gente. Si eso se nos inculca, imagínense hasta que punto se puede llegar a odiar al del bando de enfrente, hasta que punto nos calificaremos de izquierdas o de derechas. ¿Quién no tiene un familiar muerto en la Guerra? Pero cuando te lo dicen, aunque no lo hayas conocido, te sienta como lo peor del mundo, y recriminas en conversaciones que cualquier tío tuyo fue fusilado, o que lo llevaron a construir el Valle de los Caídos, o cualquier cosa, con tal de intentar hacer ver que los de enfrente no son buenos.
En España no se puede pedir la unión, no se puede pedir el consenso no ya en los políticos, cosa de todo imposible, sino en la gente, en el pueblo soberano que sigue con las heridas abiertas por alguien que murió hace treinta años. Estamos de acuerdo en que fue un verdadero hijo de puta, un cabronazo, un asesino, y los que lo rodearon también, y los lameculos que los siguieron, todos, absolutamente todos los que colaboraron activamente con el Régimen, llámese Pemán, llámese Pepito, pero no por eso, España debe estar tan dividida como en la actualidad, fruto, sin duda alguna, de la pésima y rencorosa actuación de nuestros políticos.
¿Por qué no hacer como los franceses y usar nuestra bandera como una bandera de unión? Pues porque, en definitiva, los factores para que se produzca esa unión son muchos y tan dispares que sería casi imposible.
Espero que la generación que venga sea más inteligente, y no haga caso a la memoria histórica.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Tienes toda la razón del mundo. Ya es hora que los españoles nos unamos y reconozcamos simbolos comunes que nos ayuden a estar unidos y a ser fuertes, porque la unión hace la fuerza. Quitemosnos de encima todos los prejuicios de una guerra civil que la mitad ni conocimos. La izquierda ha de aprender lo que significa España, que es la patria de todos los españoles y la derecha debe dejar de apropiarse de los simbolos de todos como lleva haciendo muchos años, desde el franquismo, que no ha hecho mas que ensuciar los simblos nacionales en 40 años apropiandoselos. Un Saludo

Joaquín.

Anónimo dijo...

Eso de que la derecha se los apropioa es una autentica estupided. Cuando uno se apropia de algo le impide al otro que lo utilize, y aqui nadie está impidiéndole a nadie que ellos lo usen también.

· El Lobo Greñuo · dijo...

Cada cual lo ve como quiere, yo veo a niños del centro de mi ciudad con la banderita de españa en la pulsera, en parches en su cartera, en su polito, en su collarcito... sus papases en las manifestacioncitas, o en el mismo ejemplo que se cita al principio de este artículo (si iban a un congreso del psoe, no se yo porque no iban con banderitas del pp y si con la bandera de nuestro país)... pero vamos, que claro que no, que no se la van a apropiar, que es de todos, porque TODOS somos españoles!

Un saludo amistoso, el autor de la ilustración.

Libertariano dijo...

Coincido contigo en general Bermauntier, y me gusta mucho la ilustración del greñuo...

Saludos rebeldes

http://www.youtube.com/watch?v=NNfWC4Sgkcs

H dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=M1lg_7eeth8