lunes, abril 02, 2007

Obesidad

Dicen ahora que España es uno de los países con más obesos en la población, y las culpas, como siempre, van para la bollería industrial, y el sedentarismo a causa de la televisión y las videoconsolas. Bueno, es posible que tengan razón, ¿por qué no? Pero, ¿no se han parado a pensar que, por ejemplo, desde que las mamás tienen menos tiempo los niños están peor alimentados? O,¿que desde que la abuela falleció, y el abuelo se sumió en aquella especie de vida loca viendo el programa de Juan y medio, el niño ya no se alimenta como es debido? Soy de la generación de los Bollycaos, al igual que otros fueron de los Tigretones, y los posteriores son los del pan de molde con esa pasta a la que llaman paté.
Salta la alarma en el Principado de Asturias- que risa cuando leí eso de Principau d’Asturies- porque hay un niño con diez años que pesa alrededor de cien kilos, le quitan la custodia a sus abuelos y se lo llevan a Servicios Sociales, donde ya me lo imagino, como en uno de los capítulos de Los Simpsons, en un campamento para gordos. Los abuelos dicen que no sabían de qué otra forma alimentarlo. ¡Ahí está la clave del asunto! ¿Cómo hay que alimentar a un niño para que crezca sano, en su peso? Les faltaba educación. Y no educación a base de programas de tele como Soy lo que como, de Cuatro, o Cambio radical donde le harían un liposucción en menos de lo que tarda Zapatero en pagar un café. Estos abuelos necesitan saber qué dar de comer a un niño una vez que se ha pasado la época de potitos, papillas, y demás. Esos abuelos no tienen porque verse en la situación bochornosa de que toda España sepa que se han llevado a su nieto. Esos abuelos necesitan que los Servicios Sociales pongan a un nutricionista, a un endocrino, a alguien que sepa cómo hay que alimentar a un niño, y darles un planning, unas clases y ayuda, sobre todo ayuda.
Les habla un obeso, a veces mal alimentado, a veces bien alimentado, que a veces aguanta chistes de gordos y a veces los hace sobre su propia persona. Como buen alérgico, tomo corticoides desde pequeñín, desde los siete años, y hasta hoy, mi cuerpo se transformó, pero fue tan progresivo que apenas me di cuenta. Ahora, cuando paso los cien kilos, eso sí, con algún añito más que el chaval de antes, me doy cuenta de que quizás, añadidos a los medicamentos, está la alimentación y el sedentarismo, aunque no juego a la consola, yo lo sustituyo por leer y escribir. La obesidad, estamos de acuerdo, es un grave problema que debemos solucionar, naturalmente. Al cabo del tiempo me dolerán las rodillas, las arterias y tendré más riesgo de infarto que los que están en su peso ideal.
Así que, por último, la Ministra de Sanidad, en vez de prohibir hamburguesas al Burger King porque exceden las calorías estipuladas, debería comprometerse más a ofrecer ayuda a gente que de verdad lo necesitan, a abuelos como los mencionados anteriormente, o casos extremos, mórbidos, en aligerar las listas de espera para las operaciones de reducción de estómago.

Nota. Creo que leyendo este artículo, el caso de este niño asturiano será mucho más comprensible.

2 comentarios:

WeNdY dijo...

Me parece bochornoso que le quiten a una persona a su hijo-nieto porque no ha sido alimentado correctamente, pero ¿Que es correcto en esta vida? Supongo que estos abuelitos le daban de comer lo normal, puede que eso mas una vida sedentaria y poco cuidada haya llevado al chico a engordar, yo no esque este en mi peso 10 y hago poco ejercisio y llevo una vida tranquila y como lo normal...y sé que si se sigue por este camino puedo engordar, ¿Me llevarian los asuntos sociales por estar gordita?¿Y decir que mis padres no me han alimentado bien?
Lo veo absurdo en vez de tantos pegos que aceleren las listas de reduccion de estomago y hagan mas caso alas personas que lo nesecitan y no a las que intentan llevar su vida lo mejor que pueden.

Y encima lo sacan en la T.V como si fuese un mono de feria...que patetico.

Anónimo dijo...

Ati date la riesa la nuesa llingua, y amin dame la riesa tu y la puta to ma, ineptu, inxenuo, hipocrita de mierda... facistes como tu sobren equi.


PUXA ASTURIES