jueves, agosto 09, 2007

Destinos vacacionales

Ahora que empieza agosto la ciudad se va quedando vacía. Parece mentira pero la gente tiene dinero para irse de vacaciones. Algunos eligen la costa de la provincia malagueña para convertirla en una Córdoba a escala, sin mezquita y sin coches que llevan la música tan alta que es imposible mantener una conversación cuando pasas al lado de ellos o se paran en un semáforo. Fuengirola y toda esa zona olvida en ceceo típico para convertirse en un cordobesista seseo. Cuando vuelven, los cordobeses tornan de su blanco pálido, casi enfermizo, en un color anaranjado no más saludable que el anterior.
Algunos cordobeses, los menos, eligen como destino vacacional ciudades europeas. Deciden coger el avión y plantarse en París, en Londres, Amsterdam y otras tantas ciudades. También están los que se dan en cuerpo y alma a los lugares exóticos y hacen viajes a lugares como Indonesia, India, Japón, o dios sabrá.
Otros optan por el turismo puramente y visitan ciudades como Úbeda y Baeza, o Granada, u otras, con tal de ir un par de días a la playita.

Los que somos pobres y además tenemos que estudiar para septiembre (preparo tranquilamente un post de venganza) nos conformamos con la piscina de Lepanto, ahora llena de gentuza por doquier, y con la saga de novelas de Pepe Carvalho, que me entretengo en leer con la velocidad que me caracteriza.

5 comentarios:

PICALCAN dijo...

Se te ha olvidado lo que van al pueblo. Ahora también lo llaman turismo rural. En mi pueblo se nota estos días que por las calles se ven coches que no conocemos y gente que no nos conocen. Además aqui ya no se puede aparcar en el centro y a la hora de la cervecita los bares están llenos.
Por cierto, menos perder el tiempo y más dedicar el verano a estudiar

Revertiano dijo...

Puedes, por lo menos, irte a visitar las siete maravillas de Córdoba que te pillen más cerca: el Eroski, el Parque de los Niños, Los Patos pa echarle pan (¿dónde están los patos de Los Patos?), etc.

ÉBOLI dijo...

Oye, ¿ya has leído las tareas que te puse? eh eh ¿has leído lo que te dije? si es ke no pueeee ser. Deja que yo vaya a Amsterdam en septiembre ... verás cuando la mala llegue....

Princesa Polaca dijo...

1. Desde el centro de investigaciones socio-culturales de la (gran) piscina de lepanto, he de informarte que el indice de delincuencia no solo no ha subido sino que es más bajo que en cualquiera de otras piscinas cordobesas, bajando su indice de robos de manguitos.

2. Berma, tu no puedes aburrirte porque todo gira en torno a ti, y a la vez,tú en tu propio eje.

3. Corrigiendo a mi folloamigo Rever, voy a enumerarte nuestras siete maravillas:

- Bar Carlos, dónde acudimos por la amabilidad del camarero (follable) y por la generosidad de sus tapas.

- Biblioteca púbica y central. Donde acudimos sin falta a dejarnos la piel por un titulo de bachillenato.

- Piscina de Lepanto, dónde acudimos una vez a la semana a remojar nuestras partes impúdicas y usadas en sus aguas cristalinas.

- La suite, bar donde no somos bien recibidos y la camarera nos mira con cara de bull dog con varicela.

- Chinales, lugar al que vamos cuando estamos a finales de mes y no tenemos ni un duro eslavo.

- Gadea, heladería con olor a insulina, todo está rico allí. Quedamos porque es un sitio clave para luego ir al carlos.

- El cairo, lugar de memoria historica hacia nuestro pasado (tan presente) estudiantil, nuestros blogs, nuestros profesores etilicos... se me calienta... la boca.

Bermauntier dijo...

¡Ey, ey, ey! Tú vete a Amsterdam que yo mis tareas las hago a diario. Por desgracia, no lo he terminado.

Por cierto, vaya tostón el de "Los aires difíciles..."