miércoles, enero 02, 2008

Por las familias

El primer post del año iba a ser publicado el miércoles, pero el blog no me dejó. De pronto, apareció la pantalla en blanco, de pronto se borró tooooooodo mi artículo, el primero del año. Algunos de mis contactos de Messenger sufrieron mi ira, disculpen, la culpa es de Pepe Blogger.
El primer post del año, decía, quiero que sea especial, que sea fuertecito y que cree controversia, quiero repetirme y, a la vez, decir algo nuevo (cosa que dudo), que sea irónico, sarcástico, duro, a la yugular, al cerebro, a la fe y al corazón.
Hablaré de la Iglesia, lo siento.
Se reunieron los señores de tinto en la plaza de Colón de Madrid junto con sus amiguitos de la Iglesia. Se juntaron allí como yo puedo unirme con mis amigos y liar la traca en mitad de la calle, o de cervezas. Se juntaron para, como yo hago con mis amigos, hablar de política y de todo tipo de temas: aborto, divorcio express... Por la familia cristiana era el lema de tal reunión. ¿La familia cristiana? ¿Habrá expresión más obsoleta que esa? ¿Qué es una familia cristiana? Varón, mujer e hijos. Las verdaderas familias cristianas no usan el condón, ni ningún tipo de anticonceptivo. ¿Cómo va a ser considerada entonces familia la unión entre dos homosexuales? Eso es impensable.
Parece que los tiempos avanzan y que a la Iglesia no les gusta. Con Franco manejaban más (absténganse de comentar aquellos que vayan a decir que también ayudaron mucho en la Transición y tal, que es la misma historia de siempre). Recuerdo a una señora rubia, flanqueda por sus hijos y a la izquierda de su esposa, en el atril, frente al público que la escuchaba, narrando lo que era una verdadera familia, la unidad y no sé qué. ¿Si le saliese un hijo homosexual a esta señora, consideraría a su hijo parte de su familia cristiana? ¿Y si necesitara alguien de su familia un aborto por fuerza mayor? Pongamos por ejemplo una chica de trece, catorce años, que ha sufrido una violación... ¿Ahí tampoco deberíamos usar el aborto? ¡Venga, ya! No se lo creen ni ellos. Y el divorcio es necesario para parejas que se odian, para situaciones de maltrato... para tantas, tantas situaciones que me parece absurdo.
El PSOE ha respondido a la Iglesia, cuidadín con lo que decimos pandilla de fascistas de tinto.
El PP llama a los socialistas radicales. ¿Más radicales que ellos? No me lo creo.

¡Feliz año nuevo!
¿Feliz, feliz?
¡Que les traigan muchas cosas los reyes! (No, no voy a hacer el chiste de Chávez y los tres reyes magos y tal...).

1 comentario:

ÉBOLI dijo...

Beeeeeeeeeeeeeeeeerma, cuánto tiempo...oye entra en las malas que he hecho un remix de fotos y claro, sale vuesa merced. Besos.