domingo, mayo 27, 2007

27M: Resacón del sábado (Voté)

No me creía a ninguno de los candidatos: ni a los de los partidos mayoritarios, en este caso incluido IU, ni a los de los partidos minoritarios (véase PSA, PA, Los Verdes, Partido Independiente del Olivo, Foro Andaluz y Falange Española - ¡qué miedo-).
La noche anterior quedé con un amigo sobre las doce menos cuarto para ir a ejercer nuestro derecho al voto (que expresión más rimbombante, con lo fácil que es decir ir a votar). Centro Cívico, doce de la mañana, tras un primer cigarrito (¡Dios que malo es el tabaco, a ver cuando lo prohíben estos políticos!), vamos a lo que supongo que es el salón de actos, miro la mesa en la que tengo que votar, cojo mi papeleta y allí que voy, a echar mi papeleta (¿el voto es secreto? Yo he votado a Aguilar, que me parece la más cuerda de todos, y después si hace algo mal al menos puedo criticarla). Mientras espero cola (porque había cola, eso sí, los más jóvenes éramos una niña de apenas cuatro años, mi amigo y yo), veo que mi amigo está como discutiendo con el presidente de mesa (preferí no meterme, tenía pinta de medir cerca de dos metros, y a lo alto también) porque no le deja echar su papeleta, al final la echa el presidente (normal, como en todos lados), pero parece que mi amigo se pone allí a despotricar, y yo mientras riéndome e insultándolo: Tío, de verdad, si es que eres tonto, es que tú eres capaz de pegarle fuego a la urna esa, que estás loco, humillándolo, mientras él hace como que se ríe conmigo a la vez que, creo, se acordaba de mi familia, y de mis difuntos, y de todo lo relacionado con mis apellidos. Cuando salimos le comento a mí amigo que parece ser que la cosa, esta vez, será así, aunque, mirándolo desde otro punto de vista: ¿quién es el que va a votar, el presidente de mesa, o yo? Por esa regla de tres, si voto yo, tendría yo que echar la papeleta. Total, que él se ha ido con su decepción porque no ha podido echar su papeleta y yo riéndome a la vez que intentaba explicarle que la cosa era así.

P.D: La Feria... good bye, hasta el año que viene, hasta la próxima. Al parecer, anoche, el último sábado, hubo once actuaciones de la Policía. Además, algunas casetas, siguen con su intento de asevillanarse impidiendo la entrada a los que a ellos les parece, bueno, son los riesgos de estar en una feria que, según dijo la alcaldesa era para que todos la disfrutasen, pero bueno, parece que esto no se cumple por desgracia, para los que vamos a la feria a divertirnos y no a dar puñaladas como las que ha recibido un chaval en la caseta UBACO, alrededor de cuatro. Gracias a dios (y a las recuperaciones, mal blogger, mal estudiante) este año solo he ido dos días a la feria. Total, ahorro para comprarme algo que me guste... no sé, una novia, un coche, o un piso, quizás un billete de autocar para Villaviciosa, porque a Eboli tengo que conocerla antes de que me salgan canas y se me ha caiga (más) el pelo.

2 comentarios:

ÉBOLI dijo...

Mi querido Berma, a ver cuando te decides, o quedamos a echar un cafelillo (con bollycaos, por supuessssssto) en la ciudad califal, que esperemos sea siendo "Rosa", precisamente hoy he estado allí, con resca post-electoral, que jartónnnnnnnnnn. Tenemos que quedar todos los malos, ¿dónde? pues donde digamos entre todos.

Anónimo dijo...

Ya que mencionas la caseta y en MAYÚSCULAS, te diré querido Francisco que la caseta es uVaco y no como tú dices. Mi rey, viva la libertad de expresión, pero no viene a cuento mencionar la caseta, pues la culpa es de la chusma que pisa la feria.

I love you