lunes, julio 16, 2007

¡Miedo!

En el programa Fenómenos, de la Sexta puedes encontrarte a diversos personajes: desde su presentadora, algo tonta incluso haciéndose pasar por tonta, y a este tipo del que quiero hablar hoy. Más que hablar de él, de las cosas que dice, y como las dice.
En YouTube encuentras videos de este niño, que ahora es algo más mayor y sigue en sus trece, es un predicador de los que dan miedo, de verdad.







Véanlo y ya me comentarán. A mí me da miedo y estoy pensando no dormir esta noche en casa por culpa de este niño que más parece un pitufo resabiado, el pitufo gruñón, algo así. Pero miren su evolución.


Ahora es menos apasionado que antes, pero sigue hablando igual.
Se llama Nezareth Castillo, y es un predicador sudamericano.
Por cierto, y para terminar, mi apoyo a la candidatura y a los creativos del video del Getafe.


Ya me contarán, ya...

4 comentarios:

José M. Jiménez dijo...

Me la suda lo de tu niño predicador, ni tan siquiera he abierto los vídeos.

Ahoa bien, ¿tu apoyo a los del vídeo del Getafe? Bien, haz lo que quieras, pero me parece un spot estúpido, sin más pretensión que la de llamar la atención, estéticamente vacío, sin mensaje coherente, una inutilidad que no está a la altura de la Primera División a la que va dirigido.

Por lo tanto, lo desprecio desde el punto de vista objetivo y subjetivo. Simplemente, su única intencióne s provocar. Eso se hacía ya hace más de 100 años hombre.

PICALCAN dijo...

Lo del niño predicador, de locos. Sin más.
Yo también apoyo al anuncio del Getafe. Podeis leer mi post al respecto en el infierno de los malos.
Jose m. que un spot quiere llamar la atención no cabe duda. Para eso se crea. No estoy de acuerdo con que estéticamente esté vacio. Por favor miraló tranquilamente. Vacio lo anuncios de detergentes.
La intención directa o indirecta es poner el futbol por encima de TODO. Lo mismo se podía haber hecho con un coche, con un reloj o con una marca de ropa. La intención es que el mensaje llegue a los posibles socios de Getafe y a fe (nunca mejor dicho) que lo han conseguido, además siendo originales y creativos.
El problema es que parece que hay temas que no se pueden tocar y uno de ellos es la religión. Hasta hace tiempo también era el sexo u otras cosas.
Además los que le sientan mal estas cosas son siempre los mismo.
A nuestra sociedad le hace falta ver las cosas sin tanto extremismo.
Como sigamos por el camino que vamos nos cargamos todos los anuncios.

bermauntier dijo...

Me la suda que te la sude lo del MI niño predicador.
Estoy con Pical.

· El Lobo Greñuo · dijo...

Viendo que lo que ha causado más revuelo ha sido lo que menos espacio ha ocupado en este post pasemos directamente a comentarlo:

El anuncio publicitario de la campaña de abonados del equipo de fútbol Getafe es provocativo, pero no llega a lo insultante o soez, como si lo era el álbum fotográfico que meses atrás sacó a la luz el PP con fines también insultantes para la inteligencia de los electores.

El anuncio es innegablemente un soplo de aire fresco, nuevamente emitido por los publicitarios más jóvenes del sector, y que saca a la luz una vez más el pensar del sector más joven de la sociedad frente el olor a naftalina que recorre aún los pensamientos arcaicos de muchos cristianos de pura cepa (de esos que luego miran para otro lado cuando uno de los suyos acosa a los niños de catequesis).

La fotografía del anuncio es magnífica, usando fondos cercanos a los lienzos de los grandes maestros, y presentando a los personajes en un estado de desconforme resignación por lo que el espíritu santo les ha mandado vivir. La voz en off en cambio muestra sus pensamientos "reales", voz de un doblador de superproducción, que transmite rebeldía, rabia.

Sencillamente, un pedazo de anuncio.

PD: Y para todos esos rebeldes rebeldosos que llevan a la iglesia y al señor en su coraSón, que vayan a buscar para después quemar, por ejemplo, todas las copias de vídeo, dvd, y etc. que haya en el mundo mundial de "La última tentación de Cristo", y las copias de la obra literaria en la que se basa también, porque, como las lean o las vean, le van a salir unas ronchas así rojizas (que casualidad) que le van a picar mucho mucho... y después el resto de patrimonio mundial cultural que se atreve a opinar sobre dios (si, con minúscula) y el negocio que desde tiempos inmemoriales se realiza en torno a su ¿persona?, siempre desde el respeto al prójimo pero no al estafador o al manipulador. Eso si, que lo hagan por una vez en voz bajita, que siempre lo hacen a voces, promocionan al que quieren querellar y luego pasa lo que pasan, que hay feligreses que ya no van a la iglesia y se van a ver... el fútbol.