martes, diciembre 02, 2008

De series inglesas

Vale, sé que me gustan mucho las series de por ahí, que las veo casi a diario... pero es que la tele de España no me entretiene, ¿vale? Yo lo siento más que ninguno porque quedo como un verdadero friki algo que ustedes, si llevan tiempecillo leyendo el blog, deben tener más que asumido.
El problema, si es que acaso lo es, de las series inglesas es que sus temporadas duran muy poco. No suelen sobrepasar los doce y eso significa casi siempre que la serie se cierra para siempre. De las series que voy a hablarle hoy, además de tener esta cortísima extensión de capítulos, son de diferentes temáticas y sobre la primera de ellas me dirán que cuándo carajo voy a salir de la edad post-adolescente. Yo les responderé que nunca y así somos felices todos. A lo Peter Pan.

Sid, Chris, Cassie, Jal, Anwar, Maxxie, Tony, Michelle

Skins -web oficial aquí y aquí blog en español- (la traducción literal sería Pieles) es esa serie post-adolescente que les mencionaba en la entradilla. En Bristol hay un grupo de jóvenes que se lo pasa bien a su manera, que no es la manera inglesa. Es decir, deja a un lado la representación del resto de Europa que tenemos de los ingleses y nos muestra una juventud que se droga, que bebe, que folla y que sufre. Los sentimientos están muy presentes en la serie y cada cual tiene su problema, su drama propio. Y es que la serie es sumamente dramática, tiene golpes de efecto inesperados, a veces todo parece pintarse de gris, en otras ocasiones todo es absolutamente negro, de un negro demencial, de los que entristecen.
La serie, dividida en dos temporadas (la primera de 9 capítulos más unos cuantos episodios webs que están en YouTube sin subtitular y por eso no los he visto, y una segunda de 10 donde se resuelve absolutamente todo aunque con un final muy abierto). Los capítulos se titulan según el personaje central que lo mueve aunque hay veces, sobre todo en la segunda temporada que esto parece no llevarse a cabo y, aunque haya un personaje que da título al capítulo, siempre se nota el personaje que tiene más repercusión y que, por lo general, sale más.
Una serie que se deja ve aunque no sé yo si será muy del gusto de la gente de veinticinco para arriba. La recomiendo porque creo que nunca está demás ver algo nuevo y chocante, algo que llega a impactar y, a veces, a doler en los ojos. Buenas actuaciones y un guión que, por si solo, acaba rematado en el décimo capítulo de la segunda temporada donde nada es lo que parece y todo está como muy desperdigado.
Por cierto, esta serie tendrá continuidad con una tercera temporada pero con distintos personajes, solo se mantiene una, la hermana de Tony, Effy, que no sale en la foto promocional pero que sí tiene capítulo propio.
Para descargar la primera temporada aquí, para la segunda aquí.

Chris Skelton, Gene Hunt, Sam Tyler, Ray Carling, Annie Cartwright

La segunda es Life on Mars-web oficial aquí- (Vida en Marte), una serie rompedora por el argumento pero típica por el desarrollo de sus episodios. Les sitúo: Sam Tyler vive en el Manchester de 2008 y un terrible caso le ocurre a su novia, Maya, con la que, en ese momento, está pasando una crisis. Y se ve una escena en la se encuentra condución, algo ocurre con un coche, lo atropellan... Y aparece en el Manchester de 1973. Sí, ahí mismo, treinta y cinco años antes, justo cuando él tenía cuatro años, aparece el Sam Tyler adulto que ha cumplido su sueño de ser policía. Las tres preguntas que se resolverán a lo largo de los episodios (dos temporadas de ocho episodios de una hora cada uno) son: ¿Estoy soñando? ¿Estoy en coma? ¿O he roto la barrera espacio/tiempo? Nada se sabe, pero se escuchan voces que parecen responder a una de ellas. Como complemento, veremos como Sam Tyler debe resolver casos de la época y como se enfrentará con su pasado... ¿con su pasado si es de 2008 y vive en 1973? Pues sí, y en el último episodio de la primera temporada además. Además, tendrá que adaptarse a los métodos, a dormir solo, a sus nuevos compañeros... Un choque cultural, educacional y de época que Sam Tyler parece que nunca podrá resolver, al menos eso parece en la primera temporada pues la segunda aún no la he visto.
Muy recomendable esta última para todo tipo de público. También existe la versión americana
que, sinceramente, no creo que vea y una española que... bueno, no me inspira nada de confianza más que nada porque, incluso, le han cambiado el título; la de España se llamará La chica de ayer.
Para la primera aquí, para la segunda aquí.

Y ya les dejo con la canción de esta semana interpretada, Wild World de Cat Stevens (que después fue Yusuf Islam), por Mike Baley, el Sid de la serie Skins.

2 comentarios:

Vanexa dijo...

Las serties inglesas vistas hasta ahora son joyitas. ^^

Revertiano dijo...

Me declaro un auténtico fan de las series inglesas desde siempre (la prehistoria). Por desgracia no puedo ver las actuales, como casi nada de la tele. Recuerdo "Arriba y abajo", "Yo, Claudio", "Enrique VIII", "Isabel I", The sweenies", "U.F.O.", "Retorno a Brideshead", "Poldark", "Remando al viento", entre otras cuyos nombres he olvidado.
Me gusta especialmente de las producciones inglesas, tanto de TV como del cine, la magnífica ambientación histórica, los perfectos decorados y atrezzo. Las españolas fallan casi siempre en esto y por eso no me parecen creíbles.