lunes, agosto 04, 2008

El etarra que no quería comer y que comió ya tiene casa

El caso de Juan Chaos es sangrante. Quizás es más vergonzoso que que tus padres te pillen liándote con una señorita en su habitación. La vergüenza es distinta pero el sentimiento quizás sea el mismo: impotencia.


¿Cuántos años le cayeron? Más que vidas puede tener cualquier gato: 3000 años, añazos diría yo. Pero lo importante quizás no seas cuántos echas sino cuántos se cumplen: 18 años. Es decir, este hombre asesina a 25 personas y cumple 18 años. Ni a año por asesinato. Díganme que no es un chollo asesinar a alguien en España y más si eres etarra. Y dice el presidente que se podría haber hecho más, claro que se podría haber hecho. Al menos cumplir la condena íntegra, es decir, que se pudriese en la cárcel. Que no viese la luz del sol más allá del patio y si se merece la salir. Pero como vimos que las huelgas de hambre eran nuestro pasaporte a la calle, pues venga, nos ponemos a hacer huelgas de hambre. 18 años de mierda para tantísimos asesinatos, no sé a qué coño estamos jugando.
Pero lo más vergonzoso es que se vaya a vivir con su novia y su señora madre a un bloque de pisos donde vive una víctima de ETA y otras cuatro en la misma calle. Ahí está el tío. Menos mal que parece habérseles ocurrido a los señores y señoras (pari- pari-paridad) creas una especie de ley de alejamiento pero para los etarras que salgan de la cárcel. Yo eso lo veo de lujo aunque, si por mi fuese, no saldría tan pronto.
Por cierto, se convocó un acto para celebrar la salido de este tipejo y se terminó alabando la labor de ETA. Por lo tanto, condena por enaltecimiento del terrorismo. Y todas las calles con nombres de terroristas se deben eliminar, como se eliminaron las de Franco.

Por cierto, ya ven que me he tomado un mesecillo de vacaciones blogeras pero vuelvo en serio y con ganas. Por lo pronto he cambiado mi foto de perfil y el aspecto del blog que ya no parece esa mezcla extraña entre huevo frito y morado republicano, gracias al cielo. También cambio la canción, la cual me comprometo a cambiar todas las semanas. Y no, no me he vuelto de derechas pero el video de TeleMadrid es el que mejor me ha parecido.

2 comentarios:

ÉBOLI dijo...

Wapetón, cómo llevas el tórrido verano? yo escribiendo paridas mentales de los políticos para el Córdoba. Besitos desde la sierra

Bermauntier dijo...

El verano va, que ya es suficiente. Ahí estamos, tocándonos un poco los pendientes reales.
A ver si nos pegamos una de nuestras charlas, ome, que ya ni eso.